Mole y tacos de barbacoa ¿con vino? Te decimos cómo

La comida mexicana también se puede maridar con diferentes vinos mexicanos. Aquí te decimos cuáles escoger para que disfrutes a lo máximo su sabor.
Un plato de mole se puede maridar con un vino Syrah.
Un plato de mole se puede maridar con un vino Syrah. (Shutterstock)

Ciudad de México

Pozole, mole, enchiladas y tacos son algunos de los platillos que no pueden faltar estas fiestas patrias. Para acompañarlos, un buen caballito con tequila, pulque o por qué no cerveza, pero, aunque no lo creas, también se llevan bien con vino y qué mejor que el mexicano.

Por eso, para que pruebes algo diferente y celebres la gastronomía mexicana, te decimos cómo maridar algunos platillos con una buena copa de vino tinto, blanco o rosado o una cerveza artesanal.

TE RECOMENDAMOS: Diez cervezas artesanales perfectas para principiantes

Mole

Ya sea oaxaqueño o poblano, esta mezcla de chiles, semillas y chocolate va bien con un buen vino tinto del tipo Syrah o una cerveza Stout, característica por su color oscuro y sabor intenso.

Al momento de probar el mole y acompañarlo con el vino, percibirás cómo las notas del chile resaltarán, mientras que con la cerveza, el sabor del chocolate se hará mucho más intenso.  

Tacos de barbacoa

Sí, aunque no lo creas, un buen taco de barbacoa, que generalmente se acompaña con pulque, va a la perfección con una copa de vino tinto Cabernet Sauvignon o Merlot o la combinación de ambas uvas. En cuanto a cerveza, el mejor maridaje está a cargo de una tipo Brown Ale que tiene notas a caramel y su sabor no es tan intenso.

Verás cómo la carne de borrego con ambas bebidas hará que ames más los tacos. También puedes utilizar este maridaje para unos buenos tacos de carnitas.

Enchiladas verdes

Este platillo va a la perfección con una copa de vino blanco gracias a las notas ácidas del tomate verde, aunque también se puede maridar con una cerveza Pilsner, de sabor ligero, para complementar el sazón de la salsa.

Si vas a escoger el vino blanco, procura que no sea dulce, sino más bien ácido y no tan seco.


Cochinita pibil

Este tradicional plato de Yucatán puede acompañarse a la perfección con una copa de vino Tempranillo. Gracias a sus sabores intensos, la acidez de la naranja y el axiote resaltarán.

Ahora que si quieres una cerveza, puedes escoger una India Pale Ale, que se caracteriza por tener notas de cítricos y florales que van a la perfección con platillos especiados como éste.

Ceviche de pescado

Es bien sabido que los mariscos y el pescado se maridan con el vino blanco; sin embargo, esta vez puedes darle un toque diferente y escoger un vino rosado. Este tipo de bebida toma cada vez más fuerza debido a su sabor de intensidad media y dulce.

Si quieres una cerveza, olvida la tradicional comercial y escoge una Pale Ale, con notas frutales que resaltarán el sabor del ceviche. 


*Ilustraciones de Viridiana Colín