Crece 88% el despliegue de Policía Militar por violencia

El personal castrense coadyuva en labores de seguridad pública en Durango, Nuevo León, Veracruz, Puebla, Sinaloa y Michoacán; la sociedad civil y empresarios cuestionan la medida.

México

Con el aumento de la violencia, el gobierno mexicano echa mano de la Policía Militar.

Del año pasado a la fecha, su participación en las labores de seguridad pública del país se incrementó 88.3 por ciento. No obstante, sociedad civil y empresarios cuestionan el avance.

Durante 2016 fueron desplegados 2 mil 124 policías militares en cuatro entidades: Durango, Tamaulipas, Nuevo León y Michoacán.

Hasta mayo de este año, 4 mil elementos coadyuvan en las tareas de seguridad pública en seis estados: Sinaloa, Durango, Nuevo León, Veracruz, Puebla y Michoacán. Tamaulipas ya no recibió el apoyo.

En 2015, solo fueron desplegados mil elementos en Michoacán.

Pero no solo ha crecido la presencia de policías militares en estados con altos índices delictivos, su infraestructura también se va consolidando.

De acuerdo con información obtenida vía transparencia, desde 2013 existen siete brigadas de la Policía Militar ubicadas en Ciudad de México (primera y séptima brigadas); Apodaca, Nuevo León (cuarta); Puebla, Puebla (sexta), y Estado de México (segunda, Santa Lucía; tercera y quinta, San Miguel de los Jagüeyes).

Actualmente se encuentran en construcción tres brigadas más: en Puebla, se amplía infraestructura, (sexta), Coahuila (onceava) y Guanajuato (doceava).

Para la edificación de las brigadas de la Policía Militar, la Secretaría de la Defensa Nacional celebra convenios de colaboración y concertación con los gobiernos de los estados, los cuales aportan un porcentaje para la construcción con cargo a sus respectivos presupuestos, así como capital privado. La intervención de los uniformados se da frente a la solicitud de las entidades, ya que en la mayoría de los casos, sus cuerpos policiacos no son aptos o suficientes.

Hasta el sexenio pasado, la Policía Militar desempeñaba funciones como mantener el orden interno de los cuarteles y unidades militares, ahora es más activa en la seguridad del país.

"No existe una capacitación especializada en materia de seguridad pública, debido a que las funciones de la Policía Militar y del Ejército mexicano se enfocan en dar cumplimiento a las cinco misiones estipuladas para las fuerzas armadas en el artículo primero de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos; sin embargo, en actividades de seguridad pública, la Policía Militar solo actúa en coadyuvancia con las autoridades de los tres órdenes de gobierno y, en su caso, la restauración de la seguridad pública, siempre que esto último derive de una petición de una autoridad competente y previa aprobación del presidente de la República", precisó la Sedena.

En 2015, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, admitió que no se sentían cómodos en realizar las tareas de seguridad pública; no obstante, las asumían porque era una orden ante la gran problemática de inseguridad.

"Nos olvidamos de nuestros cuerpos de policía y no nos dimos cuenta de que la delincuencia iba creciendo y que no se contenía", expresó en aquella entrevista con una televisora.

Fustigan proyecto

En mayo pasado, en Guanajuato comenzó la construcción de la doceava brigada de la Policía Militar en el terreno de la misma región militar de Irapuato, y se prevé que esté terminada para el primer trimestre de 2018.

El objetivo es el reforzamiento de la seguridad en uno de los corredores industriales más importantes del país, con la presencia de 3 mil 200 policías junto con sus familias.

Sin embargo, ciudadanos y empresarios fustigan el proyecto debido a que temen por el respeto a las garantías individuales con la llegada de más efectivos al estado, además de que se margine el desarrollo de las policías municipales.

"Lo único que pedimos es el respeto a los derechos humanos, el Ejército debe estar en los cuarteles y eso lo decimos como sociedad civil, pero si ahorita podemos aprovechar por un tiempo razonable su ayuda (de Policía Militar), adelante, pero no es la solución de fondo", expresó Luis Alberto Ramos, presidente del Observatorio Ciudadano en León.

A su vez, Gustavo Guraieb, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León, advirtió que con la ley de seguridad interior estancada, no existe una normatividad clara para la actuación de la Policía Militar.

"Pedimos que haya un plan, un modelo de operación considerando la nueva Ley de Seguridad Interior, que tiene mucho que ver con las posibilidades y atribuciones del Ejército en su operación. El cuestionamiento es sobre la especialización de la Policía Militar y todos los elementos que se requieren para tener un combate más eficaz contra el crimen organizado", expresó.

La construcción de la brigada de la Policía Militar en Irapuato también generó molestia entre los ciudadanos, ya que originalmente se planeó un fideicomiso con recursos aportados por empresarios para el fortalecimiento de los cuerpos policiacos municipales; no obstante, el gobierno de la entidad decidió destinar una parte a la brigada, al menos 200 millones de pesos.

Sin embargo, el gobernador de la entidad, Miguel Márquez, aseguró que el fideicomiso permanecerá intacto y continuará el fortalecimiento de las policías locales. Resaltó la ayuda de los efectivos castrenses en materia de seguridad.

"Para nosotros es muy importante, porque viene a coadyuvar en la seguridad pública de los municipios donde literalmente las policías locales no se han incrementado, nosotros en la policía estatal hemos duplicado, nos fuimos a 111 por ciento de policías estatales para ayudar a las municipales, pero no es suficiente", reconoció.

Para la construcción de la brigada de la Policía Militar en Irapuato también se espera que participen empresas como el sector automotriz.

No obstante, los ciudadanos siguen reacios al proyecto.

"Lo importante es trabajar con la policía local, nosotros consideramos tres puntos, nada de equipamiento, patrullas o cosas que no le den valor agregado, lo primero importante es la gente", dijo Luis Alberto Ramos.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]