El Congreso acéfalo: algunas posibles consecuencias jurídicas

El pasado 31 de agosto, por primera vez en la historia de este Congreso, el Pleno de la Cámara de Diputados no alcanzó los acuerdos necesarios para la integración de su Mesa Directiva.
La Junta de Coordinación Política no alcanzó la mayoría calificada y obtuvo 257 votos en favor, 209 votos en contra y 2 abstenciones.
La Junta de Coordinación Política no alcanzó la mayoría calificada y obtuvo 257 votos en favor, 209 votos en contra y 2 abstenciones. (Víctor Solís)

Ciudad de México

La falta de instalación del órgano en análisis puede generar distorsiones importantes para el funcionamiento parlamentario e imposibilitar la toma de decisiones al interior de la Cámara Baja. La pluralidad política de la Cámara sólo puede significar amplios procesos deliberativos. No obstante, el caso en estudio exhibe un momento jurídicamente relevante que debe estudiarse y debatirse ampliamente. Ni la Constitución federal, ni el régimen jurídico interno del Congreso, dan soluciones claras respecto a la falta de entendimientos para la elección del órgano rector de la Cámara de Diputados. Una Cámara de Diputados sin representación legal y sin un órgano de conducción puede detener sus actividades vitales.

Lee el texto completo aquí.