Pemex garantiza abasto de gasolina para septiembre y octubre

A pesar de los huracanes que golpearon a Estados Unidos y México y del sismo ocurrido el jueves, la petrolera dijo que tiene cargamentos para cubrir "sin problemas a nivel nacional".
Instalaciones de almacenamiento de hidrocarburos de Pemex.
Instalaciones de almacenamiento de hidrocarburos de Pemex. (Javier Ríos)

Ciudad de México

Petróleos Mexicanos garantizó el suministro de gasolina para cubrir las necesidades del país durante el mes de septiembre e inicios de octubre, a pesar de los huracanes que golpearon Estados Unidos y México.

"El abasto lo tenemos cubierto sin importar todo lo que ha pasado con los huracanes Harvey (en Texas) y Katia (Veracruz), con el sismo (del pasado jueves 7 de septiembre) y el apagón del fin de semana (en el noroeste de México)", dijo Carlos Murrieta, director general de Pemex Transformación Industrial, en entrevista para Radio Fórmula.

TE RECOMENDAMOS: CNH propone 55 áreas más de exploración y extracción

"Tenemos todos los cargamentos ya contratados para cubrir septiembre y principios de octubre", y el abasto está asegurado "sin problemas a nivel nacional", afirmó.

Murrieta indicó que el combustible, que regularmente era importado de Texas, fue substituido por importaciones de Europa y de la costa este de Estados Unidos, en particular de Alabama.

Recordó que la gran mayoría de las refinerías de Texas con las que Pemex trabajaba "ya están entrando en operación, es lento el proceso, pero se va regularizando".

Por otra parte, el funcionario señaló que la refinería de Salina Cruz, en el sureño estado de Oaxaca, "no está en operación por el momento", debido a que el terremoto de magnitud 8.2 en la escala de Richter afectó el sistema eléctrico, aunque no la estructura de las plantas de proceso.

Precisó que el daño mayor ocurrió en cuatro turbogeneradores, los cuales están en revisión para saber el tiempo que será necesario para su recuperación.

Murrieta agregó que la planta podría estar operando en 3 o 4 semanas, ya el problema no solo es en el suministro, sino en la producción eléctrica dentro de la refinería.


CPR