Euforia en acereras de EU por amago a China

Repunte de acciones luego de que Trump acusara "dumping" y considerara imponer aranceles y cuotas.
Las medidas impulsadas por el presidente de EU pueden mejorar la actividad de la industria siderúrgica.
Las medidas impulsadas por el presidente de EU pueden mejorar la actividad de la industria siderúrgica. (Jianan Yu/Reuters)

Londres

Las acciones de las compañías siderúrgicas que cotizan en bolsa en Estados Unidos subieron con fuerza la tarde del jueves, cuando Donald Trump acusó a China de dumping de acero barato en el mercado estadunidense y considerara imponer aranceles y cuotas sobre las importaciones.

El repunte fue parte de un incremento de largo plazo para la industria, que está a la espera de un informe del Departamento de Comercio de EU, que se espera encuentre que las importaciones con un precio por debajo del valor real representan una amenaza para la seguridad nacional.

En el Air Force One en su camino a París, Trump le dijo a los periodistas que China y otros países aplicaban “dumping al acero en EU y que destruyen la industria siderúrgica”, y agregó, “eso lo hacen desde hace décadas, y yo los voy a detener. Los voy a parar”. “Hay dos formas: cuotas y aranceles. Tal vez haga las dos cosas”, dijo. “Somos como un basurero, ¿está bien?”

Los comentarios de Trump al principio fueron extraoficiales y los periodistas que viajaban con el presidente, quien se dirigía a París para asistir a las festividades del Día de la Bastilla, no lo informaron. Sin embargo, la Casa Blanca más tarde cambió las reglas básicas y dio a conocer una transcripción sobre sus comentarios, lo que provocó un repunte en las acciones del acero.

AK Steel, un productor con sede en Pittsburgh, cerró 7.1 por ciento más arriba; mientras que US Steel, el productor más grande a escala nacional que tiene su sede en EU, subió 3.8 por ciento. Nucor, la mayor fundición siderúrgica a pequeña escala, ganó 2.7 por ciento; ArcelorMittal subió 2.1 por ciento y Steel Dynamics tuvo un salto de 2.3 por ciento.

Sin embargo, los precios de las acciones en el sector se mantienen lejos de sus puntos máximos de principios de año, a medida que se desvaneció el optimismo de los inversionistas sobre la agenda política del gobierno de Trump.

Temor de agricultores

Se tenía previsto que el informe sobre el acero del Departamento de Comercio de EU se presentara a finales de junio, y los inversionistas están cada vez más preocupados de que Trump probablemente no avance con su amenaza de aranceles.

El jueves, Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, le dijo a los miembros del Comité de Finanzas del Senado que le presentará a Trump las opciones para las posibles acciones tan pronto como la próxima semana.

Varios grupos de cabildeo del sector agrícola firmaron una carta conjunta dirigida a Ross, donde alegaron que cualquier restricción sobre las importaciones de acero o aluminio podría tener como consecuencia que otros países tomen represalias mediante la restricción de las importaciones de los productos agrícolas de EU. “Si el resultado de las investigaciones sobre el acero y el aluminio resultan en nuevas barreras comerciales, las consecuencias podrían ser desastrosas para el sistema de comercio mundial y para la agricultura estadunidense en particular”, se escribió en la carta.

En el vuelo se le preguntó a Trump si iba a utilizar el comercio como moneda de cambio con China sobre su relación con Corea del Norte. “La mayor fortaleza que tenemos son estos horribles acuerdos comerciales, como con China” dijo. “Esa es nuestra fortaleza. Vamos a arreglarlos. En términos de Corea del Norte, nuestra fortaleza es el comercio”.