Trascendió

:Que Andrés Manuel López Obrador no sabe de parentescos a la hora de los votos y ayer, durante una reunión con militantes de Morena en el Estado de México, se la pasó entre regaños y reproches a los dirigentes por los nulos avances en algunas regiones, por las disputas internas en torno a las candidaturas y hasta por los mítines en la entidad durante la precampaña, que calificó “de los peores en el país”.

Todo esto lo escuchó a pie del templete y con cara seria su hijo José Ramón López Beltrán, a cargo de la mayoría de los trabajos que su papá cuestionó.

 

:Que el recién incorporado a la campaña de López Obrador, Marcelo Ebrard, comenzó rápido a refrescar lazos y renovar contactos, y ayer se le vio comiendo junto a las cabezas perredistas de Los Galileos, Miguel Alonso Raya y Guadalupe Acosta Naranjo, tribu que es especialmente crítica con el tabasqueño.

Los tres compartían mesa en el restaurante de un hotel capitalino y algunos asistentes que los reconocieron se preguntaban si los perredistas ya están pensando en voltearle bandera a Ricardo Anaya.

 

:Que la dirigencia nacional del Revolucionario Institucional, que encabeza Enrique Ochoa Reza, buscará desmarcarse del nuevo presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Juan Díaz de la Torre, pues ahora que puede aspirar a cargos de elección popular, aseguran en Insurgentes, no será bajo sus siglas.

Esto, dicen los líderes consultados, es para evitar entrar en el conflicto entre Díaz de la Torre y sus opositores, pero principalmente para que no siga los pasos de Elba Esther Gordillo, quien usaba como moneda de cambio al gremio ante los priistas.

 

:Que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, está cosechando una buena semana, primero con el reconocimiento que le hizo el abanderado presidencial de PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, que hasta se “inspirará” en el triunfo del mexiquense para ganar el próximo 1 de julio, y ahora con la presidenta de Causa en Común.

María Elena Morera expresó su reconocimiento al trabajo emprendido por el gobierno estatal en el combate a la delincuencia, basado en inteligencia y acciones coordinadas para brindar más seguridad.