Itinerario político

¡No tienen madre…!

En Oaxaca y Chiapas la tragedia provocada por el sismo de hace una semana es inimaginable. Se estiman daños mayores a los de 1985.

Miles de viviendas destruidas, cientos de municipios arrasados y millones de damnificados. Sin contar con la mayor pérdida; casi un centenar de vidas que se llevó el temblor.

Peor aún, la mayor tragedia ocurrió fuera del foco referencial mediático; en comunidades perdidas por siempre, abandonadas e ignoradas por el poder y fuera de la vista del ojo de partidos, líderes, gobernantes y de los medios serios. Y si no ha llegado la cauda mediática profesional, qué esperar de la prensa militante.

Pero apenas asistimos al primer reporte, el de mayor dramatismo de los estragos del terremoto. Acaso falta por venir lo peor. Y es que durante días, semanas, meses —y acaso años—, veremos las casas destruidas, a los millones de damnificados en un doloroso peregrinar, se hará crónica la carencia de lo básico, se llevará por años el luto por los muertos que arrebató el temblor.

Por eso, por el tamaño de la tragedia, por lo profundo del dolor de millones de damnificados y por lo doloroso y prolongado de la recuperación, resulta insultante la pasividad y arrogancia de los partidos, el “valemadrismo” de los políticos, el “pocamadrismo” de líderes y legisladores y, en general, el desdén de muchos sectores sociales.

¿Qué debe pasar para que la clase política se conmueva, para que los opositores sean sensibles, para que los políticos, cuyo estandarte son los pobres y los desposeídos, comprendan que la tragedia de Oaxaca y Chiapas va más allá del discurso fácil y engañabobos y está lejos de lamentos ñoños?

¿Dudan de la insensibilidad de los políticos, partidos y gobernantes?  

1.- No tiene madre, por ejemplo, el ex gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, quien huyó de los periodistas que pretendieron preguntar sobre su responsabilidad en el desvío de alarmas sísmicas que pudieron salvar muchas vidas. Y tampoco tienen madre partidos como PRD, PAN y MC, que respaldaron la llegada de Gabino Cué al gobierno de Oaxaca, pero nunca se responsabilizaron por ese gobierno fallido. ¿Y nos quieren vender la idea de que esa alianza PAN, PRD y MC es la salvación de México?         

2.- No tienen madre los líderes y dirigentes de la mafiosa CNTE, que por décadas paralizaron Oaxaca y Chiapas y que hoy, cuando la movilización a favor de los damnificados es urgente, no existe la CNTE.

3.- No tiene madre el gobierno panista de Veracruz, del ex priista Miguel Ángel Yunes, cuya administración distribuyó despensas con la propaganda electorera de Yunes.

4.- No tienen madre legisladores como la diputada de Morena y brazo de AMLO en San Lázaro, Rocío Nahle, quien fue captada en video —en Coatzacoalcos y Minatitlán— prometiendo apoyo a los afectados por el huracán Katia, al tiempo que les advertía que se trataba de ayuda de Morena.

5.- No tienen madre figuras “del espectáculo”, la cantante Anahí, esposa del gobernador de Chiapas, quien “muy despeinada” explicó en redes sociales —con una gran frivolidad—, que sabía que su público “quiere que cante y que haga conciertos”, pero eso “ahorita no importa” ante la emergencia por el terremoto en Chiapas.

6.- No tienen madre legisladores como Roberto Gil Zuarth, senador por el PAN, quien luego del temblor publicó en su Twitter: “Fue la réplica del pase automático… Tranquilos todos”. Las redes lo apalearon.

7.- Tampoco tienen madre priistras como Jorge Toledo, senador del PRI, quien subió una imagen con su nombre cuando realizaba recorridos junto al gobernador de Oaxaca. Luego de la pifia, Alejandro Murat aseguró que no permitiría lucrar con la tragedia.

8.- Tampoco tienen madre panistas locales, como Juan Manuel Unanue, diputado panista de Veracruz que busca de reelección de la curul, quien aprovechó el paso de Katia para hacer entrega de ayuda en la zona de Tlalixcoyan en bolsas alusivas a los colores del PAN.

9.- Y sin madre, Briseida Magdaleno González, secretaria del PAN juvenil en Guanajuato, quien aseguró que el terremoto que causó la muerte de 98 personas fue provocado por la fuerza de su partido de cara a 2018.

10.- Tampoco tienen madre legisladores de Morena, como el senador Zoé Robledo, aspirante al gobierno de Chiapas, quien presume en redes las imágenes de un centro de acopio instalado por él mismo, en el que dice recolectar ayuda para los damnificados.

11.- Y no tiene madre Arne aus den Ruthen, flamante ex city manager de la delegación Miguel Hidalgo, quien, locuaz, festejó que el terremoto haya dañado un edificio del PRI. La imagen muestra daños en paredes y techo.

¿Se merece la sociedad mexicana a esa clase política?

¿Será que cada pueblo tiene a los políticos que se merece?

Al tiempo.