Heterodoxia

La decadencia del PRI…

Todo por servir se acaba y el ciclo del PRI concluyó.

No morirá súbitamente, pero la curva de su declive es evidente.

Las pruebas están a la vista:

En la elección del Estado de México, obtuvo —con todo el apoyo financiero y mediático del gobierno federal— menos votos que Morena. Un partido de reciente creación lo derrotó.

El exiguo margen de ganancia que le atribuyeron los órganos electorales solo se logró con el apoyo de los partidos vejiga, la compra de voluntades hambrientas y la alteración ilegal de los resultados en casillas rurales sin representantes de la oposición.

Por lo que se refiere a la militancia actual del PRI, solo está formada por empleados públicos, obligados a asistir a eventos de campaña y a trabajar bajo amenaza en la estructura electoral.

El dirigente nacional del partido es un subordinado del Grupo Atlacomulco, sin mérito alguno. No se le conocen ideas, ni argumentos. Solo insulta y amenaza. Carece del respeto interno y externo.

Por su parte, las dos estrellas legendarias del PRI han sido derrotadas recientemente en las urnas, los medios y el Congreso, por un bisoño aprendiz de mafioso: Ricardo Anaya. Para colmo, la Asamblea reciente los despojó de su futuro plurinominal.

Está claro también el rechazo al PRI en las clases medias, la opinocracia y buena parte de los empresarios. Los aplausos ocasionales a sus dirigentes en los eventos escenográficos son producto del miedo, más
que de la simpatía.

Con escasos votantes y militantes, dirigencia mediocre, nomenklatura obsoleta, nulo prestigio y sin candidato presidencial, el PRI parece tener asegurado el tercer lugar en 2018.

Por otra parte, ante la invención del frente y la eventual candidatura del neomafioso Anaya, han quedado desubicados Meade y Nuño, niños bien como él. Resurgen entonces las ambiciones de Osorio y Narro colocados más a la izquierda. Toda una sacudida dentro del círculo rojo.

Al vuelo...

Se arruinó repetir el Plan Edomex para 2018. Ahora la mafia tendrá que recomponer su alineación. Jubilar dinosaurios y comprar nuevos aliados. Le saldrá humillante y carísimo.

alvalima@yahoo.com