Política cero

¿‘Ultraderechoso’ yo?

Todo parece que, con sus últimas declaraciones, que lo colocan como un nostálgico del medioevo extraviado en un siglo al que no pertenece, las fuerzas de lo políticamente correcto lo van a acabar de linchar por su negativa a la legalización de los matrimonios entre personas del mismo sexo, que incluye un NO rotundo a la adopción y prácticamente su reclusión en guettos en la Zona Rosa de CdMx, además de hacerle carita de asco a la mariguana con fines recreativos, Mikel Arriola firmó su sentencia de muerte electoral en una ciudad donde la onda kukluxklanesca no está tan bien vista.

Dicen los que se ve que no saben mucho, que estas declaraciones explosivas (que también incluyen sus señalamientos contra al que llamó “narcodelegado de Tláhuac, al que casi que le dijo: “Te vas arrepentir de haberme conocido, voy por ti, no te la vas a acabar”, como si el espíritu siempre templado de Ochoa Reza lo hubiera poseído) responden a una estrategia un poquito huarachuda de jalar el voto derechoso de los panistas, que no están muy dispuestos a votar por alguien tan “liberal” como Alejandra Arrabales. O sea, cualquiera hubiera pensado que con su depa en Miami y la casa en Las Lomas, los choznos de Gómez Morín la verían como una de las suyas.

A lo mejor en la desesperación de su equipo, donde las eminencias grises deben ser el Señor de los Topogigios, Catémoc Gutiérrez, y Eruviel Ávila (quien cree que es lo mismo ganar en Ecatepunk que en La Condesa), no parecía tan mala idea: hacer que Mikel llenara el hueco que dejó Norbeto Rivera como el más rápido inquisidor de la pradera. Sin embargo, cabe decir que muy pocos del Yunque viven y votan en la Ciudad de México (se les puede encontrar más fácilmente en el Bajío); para colmo, como bien reaccionó por primera vez en su sexenio, el dotor Mancera reiteró que los matrimonios homosexuales son ya un derecho ganado y, por si fuera poco, si no abrazas con verdadera enjundia esa convicción medievalista, las consecuencias puede ser pesadillescas, sobre todo en caso de perder la elección y acabar dirigiendo Desde la Fe ahora que se fue el muy open mind Hugo Valdemar, o ser el nuevo Serrano Limón del Jai alai; y, todavía peor, pones en un predicamento al dotor Mit, que se la ha pasado capoteando en estos temas. Como si las encuestas no lo tuvieran suficientemente deprimido, todavía tuvo que salir al quite de Ochoa con un lánguido: “Sí se excedió, pero así pasa cuando sucede”.

Pobre muchacho, será más fácil que lo recluten en el Frente Nacional por la Familia o que en Emergencias del IMSS te atiendan de manera puntual y expedita, que Mikel gane la capital. Bueno, creo que hasta en el Bajío lo rechazarían por ultraconservador. Digo, todo tiene sus límites.

¿Qué dirá la muy jovencita y millennial Daysi Carely Sandoval, candidata del PRI a la alcaldía de Rayones, de lo que ella denonina el estado de Monterrey?

 jairo.calixto@milenio.com
www.twitter.com/jairocalixto