Cambio de frecuencia

De radio femenina a radio feminista

Será interesante escuchar en unos meses —quizá en el segundo semestre del próximo año— la programación de Radio Violeta, la primera radiodifusora feminista que operará en México.

“Social comunitaria”

El 23 de agosto del año en curso, el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) decidió otorgar a la asociación civil Alianza por el Derecho Humano de las Mujeres a Comunicar una concesión para operar en la frecuencia 106.1 de FM, en Ciudad de México (CdMx), una radiodifusora de “uso social comunitaria”. También le otorgó una “concesión única” que la faculta para prestar, además del de radiodifusión sonora, “servicios de telecomunicaciones… con propósitos culturales, científicos, educativos o a la comunidad, sin fines de lucro”.

 Alianza por el Derecho Humano de las Mujeres a Comunicar es una asociación civil donde confluyen tres organizaciones civiles feministas: Comunicación e Información de la Mujer (Cimac), Mujeres en Frecuencia y Salud Integral para la Mujer (Sipam). La petición formal para operar la frecuencia se presentó ante el Ifetel el 12 de mayo de 2016. Como “persona física solicitante”, en representación de la asociación civil, figura la doctora Aimée Vega Montiel, académica del Programa de Investigación Feminista de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Radio Violeta

Radio Violeta —veremos si este nombre inicial se mantiene— será una estación “clase A”; es decir, con 3 mil watts de potencia y una altura de antena máxima de 100 metros, lo cual le garantiza una cobertura de aproximadamente 100 kilómetros. No será, por lo tanto, una estación “marginal”. La concesión es por 15 años.

La presencia de una emisora comunitaria dentro del abigarrado cuadrante radiofónico de la CdMx será posible gracias a dos disposiciones legales realizadas en el marco de la reforma en telecomunicaciones. La primera,  contenida en el artículo 90 de la ley de la materia, ordena al Ifetel reservar 10 por ciento de la banda de FM (que ocupa el segmento de 88 a 108 MHz) “para estaciones comunitarias e indígenas”. El porcentaje mencionado debe concesionarse “en la parte alta” de esa banda; es decir en el segmento de 106 a 108 MHz.

La segunda es la Disposición Técnica IFT-002-2016 (Diario Oficial de la Federación, 5/IV/2016) que permite la operación de dos emisoras contiguas con una separación de 400 KHz (.4 MHz): Radio Violeta se ubicará entre Reactor 105.7, operada por el Instituto Mexicano de la Radio, y Mix 106.5, del Grupo Acir.

Solo mujeres

La nueva estación tiene un antecedente en la radio mexicana: XEMX, Radio Femenina, que operó con ese nombre de 1952 a 1960 en la frecuencia 1380 de AM (actualmente ocupa esa frecuencia XECO, Romántica 1380, operada por Grupo Radiorama).

Radio Femenina, “de Mujer a Mujer”, inaugurada el 14 de marzo de 1952, no fue fundada por mujeres, sino por el empresario radiofónico Luis Martínez Vértiz; sin embargo, trabajaban en ella solamente personas del sexo femenino.

Era dirigida por Coral Escobar de Perrín, una actriz radiofónica y cinematográfica que adquirió notoriedad interpretando un personaje llamado Cuca la telefonista. Las locutoras —cito solamente a las más conocidas— eran Susana Castaneyra, Dolores Muñoz Ledo, Rosa Elvira Cano y Mimí Bechellani (quien luego ganó fama como escritora de radionovelas y telenovelas); en la operación de audio estaban Carmen Domínguez, Silvia Castellanos, Josefina Maldonado, María del Carmen Feria y Graciela Martínez, nombres que quizá digan poco, pero merecen rescatarse por corresponder a las primeras mujeres que operaron la consola de ecualización y mezcla en una radiodifusora.

También figuraron en Radio Femenina, como conductoras de programas propios, la poeta Margarita Michelena, la pintora María Izquierdo y la entonces directora de la Universidad Femenina de México, Adela Formoso de Obregón Santa Cilia (los datos son de mi artículo “1952: Nace XEMX Radio Femenina”, en El Nacional, suplemento En Domingo, no. 314, 31/V/1990, p. 8). 

Pluralidad radiofónica

No faltarán algunos que se sientan molestos —la intolerancia suele no tener límites— por la presencia en el cuadrante de una estación feminista en cuyos contenidos se privilegiará el enfoque de género, pero seguramente serán más quienes den la bienvenida a Radio Violeta, una opción que, simplemente por su identidad, fortalecerá el pluralismo en la radio mexicana.