Sin rodeos

Velar se debe la vida…

Fui educado por mis padres para poner el honor por encima de todo y ser hombre de verdad.

Después de 29 años se puede faltar a la verdad por dos motivos: falta de memoria o falta de vergüenza, pero las elecciones del 88 están documentadas en los medios de comunicación, las actas estenográficas de la Comisión Federal Electoral, los diarios de debates y votaciones de la Cámara de Diputados, los discursos públicos y el Archivo General de la Nación.

1) Recientemente, Bartlett dijo que Salinas no ganó la Presidencia, después, que no sabe si ganó o perdió, pero en 1994 escribió: “el proceso electoral de 1988 se ajustó a la ley y estuvo legítimamente documentado”.

2) La verdad: las actas acreditan que Salinas obtuvo mayor votación, pero no se cumplió con el estándar mínimo de cualquier régimen democrático. El PRI fue juez y parte (y Bartlett responsable de la elección).

3) Bartlett se duele del alcance mediático dado a la caída del sistema, y dice que tal cosa no sucedió. Está documentado: la Comisión Federal Electoral empezó a recibir votaciones del Distrito Federal y los estados aledaños donde ganaba Cárdenas; la comisión suspendió la información, hasta que Salinas rebasó a Cárdenas.

4) Bartlett dice que en el Colegio Electoral el PAN aprobó la elección. En ese colegio el candidato Clouthier y los diputados panistas la impugnaron, incluido Bernardo Bátiz, hoy en Morena. Así lo registra El Diario de Debates. Tres días después el PAN en el Zócalo exigía la nulidad. Inicié así mi discurso, refiriéndome al presidente De la Madrid y al gobierno: “Señor Alcalde primero, torcida justicia hacéis, es de malos juzgadores ser la parte y ser el juez, quien tal justicia ejecuta juzgado debiera ser, porque en manos de bribones es peligrosa la ley”.

5) Bartlett dice que días después se quemaron los paquetes. Fue hasta el cuarto año de gobierno de Salinas. Así lo determinaba la ley; esos paquetes habían estado en manos del gobierno y el PRI durante más de tres años y habían perdido todo valor probatorio; (Dice él que los custodió el Poder Legislativo. Sí, pero el Poder Legislativo eran ellos mismos); todas las actas, con números y firmas de los funcionarios y de representantes de casilla están microfilmadas en el Archivo General de la Nación. ¿Que no se microfilmaron las boletas? Con más de tres años en manos del gobierno, sin firmas y sellos, filmarlas hubiera sido una ofensa a la inteligencia.

6) Terminada la elección Salinas hizo a Bartlett secretario de Educación, después gobernador de Puebla y el PRI lo llevó al Senado. Cuando no le dieron espacio decidió purificarse en Morena con López Obrador.

Yo sigo firme al consejo de un gran uruguayo: “VELAR SE DEBE LA VIDA DE TAL SUERTE QUE VIVA QUEDE EN LA MUERTE”.