El asalto a la razón

Indignos “representantes de la nación”

El sainete por el nombramiento del fiscal general es ya descabellado con la rollera consulta a “la sociedad civil” para cancelar el dichoso “pase automático”.

Las fracciones del frente PAN-PRD-MC, apoyadas por la de Morena, impusieron el aplazamiento de la discusión de la vieja iniciativa presidencial que pudiera superarse como asunto “de urgente y obvia resolución”.

Alegan esos amorcilladores  que antes deben escucharse las observaciones de ¡como 300! organizaciones no gubernamentales.

Vaya forma de hacerle al tío Lolo y de eludir sus responsabilidades legislativas.

De qué sirve que la Constitución les conceda calidades tales como la que perfila el artículo 39: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo”; que el 41 establezca: “El pueblo ejerce su soberanía por medio de los Poderes de la Unión”, o que el 51 rece: “La Cámara de Diputados se compondrá de representantes de la Nación”.

Guste o no, eso son, y ninguna ONG representa tanto.

Lo demás es puro cuento.

cmarin@milenio.com