El triste verano de Hollywood

La meca del cine estadounidense enfrenta a enormes enemigos desde el streaming, tales como Amazon, Netflix y Hulu.
Hubo algunos éxitos, como La Mujer Maravilla de Warner Bros., pero otros filmes de los grandes estudios hollywoodenses fueron criticados por su mala producción.
Hubo algunos éxitos, como La Mujer Maravilla de Warner Bros., pero otros filmes de los grandes estudios hollywoodenses fueron criticados por su mala producción. (Cortesía)

Hollywood se tambalea debido al peor verano en taquilla en más de dos décadas, después de que las audiencias evitaron ver los fracasos de gran presupuesto como La Momia y Transformers: El último caballero, lo que plantea nuevas preguntas sobre el futuro de la pantalla grande en la era del streaming digital.

Los ingresos de taquilla en América del Norte durante agosto, generalmente uno de los meses pico de la industria, fueron de 625.1 millones de dólares (mdd), casi 35% más bajos que en el mismo mes de 2106, según ComScore.

Para el periodo clave de verano —del primer viernes de mayo al feriado del lunes del Día del Trabajo en EU—, los ingresos cayeron alrededor de 16%, según ComScore.


Los analistas culparon a la oleada de películas con malas críticas y a la vigorosa competencia de un tipo de televisión cada vez más cinematográfica, como Game of Thrones de HBO, al igual que al contenido de los servicios streaming como Amazon, Netflix y Hulu. “Ahora no hay margen de error (para los estudios cinematográficos) dado el increíble contenido disponible en otras plataformas”, dice Paul Dergarabedian, analista senior de medios de ComScore.

Hubo algunos éxitos, sobre todo en los confiables reinicios de películas de cómics durante el verano como La Mujer Maravilla de Warner Brothers y Spider-Man de Sony. El grupo de películas familiares como Mi Villano Favorito 3 de Universal y la franquicia de Piratas del Caribe de Disney también lograron tener éxito.

Pero, además de la película épica de la Segunda Guerra Mundial de Warner Bros, Dunkerque, los filmes de más alto perfil para los adultos, muchos con producciones y presupuestos de mercadotecnia extravagantes, decepcionaron en el mercado de EU, que es clave.

Valerian de Luc Besson, tuvo un costo de producción de alrededor de 180 mdd, sin incluir la mercadotecnia, y solo logró 17 mdd en el fin de semana de estreno en EU; generó 133 mdd en su presentación mundial, de acuerdo con el sitio Internet Movie Database.

La Momia, protagonizada por Tom Cruise, fue un fracaso de tamaño similar, plagada por las malas reseñas y durante su fin de semana de estreno solo logró 32 mdd para su presupuesto de más de 125 mdd, sin incluir los gastos de mercadotecnia. Pero pudo compensar su mal desempeño en EU gracias a los mercados extranjeros donde tuvo ingresos de taquilla de 450 mdd.

TE RECOMENDAMOS: Apple y Amazon compiten por derechos de distribución de James Bond

Los mercados no estadounidenses ofrecieron respiro a los atormentados estudios cinematográficos, pero habrá miradas de ansiedad sobre el mercado chino, que este año se mostró vacilante después de años de lograr un crecimiento estratosférico.

El tamaño de la taquilla de China ha tenido un crecimiento de dos dígitos anuales desde 1999 y se pronosticaba que este año pudiera superar al mercado estadounidense. Pero el crecimiento se detuvo en 2016, y los retornos aumentaron tan solo 2.4% año con año, en comparación con el crecimiento de 49% que logró en 2015.

Esto aumentó la presión sobre los estudios para producir películas que tuvieran un buen desempeño en EU.

Después del fracaso veraniego es probable que realicen un gran examen de conciencia, dijo Dergarabedian. “Si estas películas no atraen a la gente, entonces claramente hay un problema. Este verano es una llamada de atención y una oportunidad para que los estudios y las salas de cine enderecen el camino. Hay señales de que la audiencia tiene estándares más altos (de los que solían tener) en términos de lo que esperan”.