Envían más de mil médicos a Oaxaca y Chiapas para atender a afectados

El Presidente reiteró su llamado al sector privado, en especial a las constructoras, a sumarse a las tareas; “es el momento de mostrarnos ante el mundo como una familia unida y solidaria”, dijo.

Ciudad de México

Más de mil médicos fueron enviados a Chiapas y Oaxaca, adicionalmente a los que ya se encuentran en esas entidades, a fin de atender a los afectados tras el sismo de 8.2 grados ocurrido el jueves, informó el presidente Enrique Peña Nieto.

TE RECOMENDAMOS: Sus comunidades van a quedar más hermosas, dice Peña en Chiapas

Desde Chiapas y acompañado por algunos miembros de su gabinete y por el gobernador Manuel Velasco, el Presidente dijo que también se están desplazando 80 unidades médicas móviles, las cuales realizarán un recorrido itinerante para brindar la debida atención médica.

Peña Nieto reiteró que los tres objetivos del gobierno tras el sismo que dejó, hasta el momento, 96 muertos son: atender a los afectados con la entrega de víveres y brindarles servicios de salud, realizar el censo de los daños a las viviendas y proceder a las labores de reconstrucción.

Indicó que para asegurar que el recuento de los daños sea objetivo y real asignó a miembros de su gabinete en varias regiones de ambas entidades para encargarse de esa tarea, para la cual se coordinarán con las autoridades estatales, personal de las fuerzas armadas y de protección civil.

Explicó que en Oaxaca se encuentran al frente los titulares de la Sagarpa y Sedatu, José Calzada y Rosario Robles, respectivamente, quienes además estarán apoyados por los de las secretarías de Salud, Energía, Comunicaciones y Transportes, Turismo, Semarnat, Pemex y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

En el caso de Chiapas, el titular de la Sedesol, Luis Enrique Miranda, se encuentra al frente de los trabajos, apoyado por los de las secretarías de Educación Pública, la del Trabajo, la de Cultura y los directores del IMSS, ISSSTE, CFE, Conagua e Infonavit.

Mientras que en la coordinación general de los trabajos, cubriendo ambos estados, se encuentran los titulares de Segob, Sedena, Semar, Hacienda, Energía, CFE y la Conagua.

“Todo el gobierno y los titulares están desplegados en estas dos entidades para asegurar que podamos tener un levantamiento rápido y oportuno y permita conocer la magnitud de las afectaciones y la manera en la que vamos a hacer la reconstrucción”, señaló.

Reiteró su llamado al sector privado, en especial a las empresas constructoras, para establecer un plan y un frente común para la reconstrucción en las zonas afectadas por sismo del 7 de septiembre.

“Podemos hacer una tarea más rápida y solidaria si contamos con el apoyo del sector privado. Somos la familia mexicana. Es el momento de mostrarnos ante el mundo como una familia unida y solidaria”, destacó.

Agregó que a finales de esta semana habrá de concluir el censo de daños en las dos entidades que presentaron las mayores afectaciones para conocer la magnitud del desastre y proceder a la reconstrucción.


VJCM