Licitaron Paso Express con plan ejecutivo inconcluso

La auditoría señala como responsables a los ex directores generales de Carreteras, Óscar Callejo, y del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón.
El sobreprecio de la ampliación de la autopista representa 40% del costo final de la obra, que fue de mil 978 mdp.
El sobreprecio de la ampliación de la autopista representa 40% del costo final de la obra, que fue de mil 978 mdp. (Omar Franco/Archivo)

México

El sobrecosto que tuvo la construcción del Paso Express de Cuernavaca, Morelos, se pudo haber evitado si cuando se realizó la licitación para la obra, las empresas participantes hubieran contado con el proyecto ejecutivo de la ampliación de la autopista, según se establece en los documentos de la auditoría 017/2017, realizada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) y el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La auditoría destaca que la inadecuada planeación y programación de la obra, principalmente por carecer de un proyecto ejecutivo terminado, ocasionó un sobreprecio de 714.6 millones de pesos, que representa 40 por ciento del costo final de la obra, que fue de mil 978 millones 200 mil pesos.

Es decir, los 578 millones 200 mil pesos que se destinaron de manera adicional en diciembre de 2016, no hubieran sido necesarios.

En la auditoría se señala como responsables de esta omisión a los entonces directores generales de Carreteras de la SCT, Óscar Callejo Silva, y al del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón Ezeta.

Los funcionarios, “previo a la licitación, contratación de la obra y ejecución de los trabajos, no vigilaron que el proyecto ejecutivo original estuviera debidamente integrado y autorizado en su totalidad, de acuerdo con las características físicas del sitio de los trabajos”.

Eso ocasionó un incremento al monto del proyecto por 714 millones 659 mil 158.37, sin IVA, debido a que por esa deficiencia se tuvo que elaborar al menos nueve convenios modificatorios y contratos de prestación de servicios adicionales para el seguimiento y adecuación del proyecto.

La SFP apuntó que “por considerar que se trata de actos consumados que no pueden ser corregidos, este ente fiscalizador le dará vista a la autoridad investigadora correspondiente, para que en el ámbito de su competencia inicie el procedimiento a que haya lugar”.

MÁS COSTOS Y TIEMPO

En los convenios modificatorios se establecieron recalendarizaciones y reprogramaciones de las obras a ejecutar, que ampliaron el plazo de obra hasta 177 días, es decir, 24.25 por ciento más de tiempo, así como ajustes al monto total del contrato, primero por 24.98 por ciento adicional al monto original y luego de 46.8 por ciento adicional. Por estos convenios aumentó el costo en 647 millones 199 mil 178 pesos.

Adicionalmente, se firmaron acuerdos modificatorios a dos contratos y se emplearon servicios para coordinar el proyecto, que en conjunto sumaron el sobreprecio de 714 millones 659 mil pesos.

El pasado martes, la SFP anunció que al concluir la auditoría 017/2017, en la que se analizaron las acciones y omisiones de las direcciones generales del Centro SCT Morelos, de la de Desarrollo Carretero y de la de Carreteras, de la SCT, se hallaron 22 observaciones que suman un probable daño al erario por mil 34 millones de pesos.

Sobre las inconsistencias que aún pueden ser solventadas, la SFP estableció un plazo de 45 días hábiles para que las áreas correspondientes atiendan las observaciones y aclaren las irregularidades.

RECLAMAN EMPRESAS

En julio pasado, MILENIO dio a conocer que en la segunda y última juntas de aclaraciones que se celebraron entre la SCT y las empresas concursantes en la licitación, en más de diez ocasiones, representantes de las firmas tuvieron que solicitar el proyecto ejecutivo, pues sólo contaban con información general.

Además, reclamaron que se desconocían los estudios de mecánica de suelos y las explicaciones para obras como las del drenaje, por lo que en casi una decena de veces las empresas solicitaron una prórroga para analizar mejor la información que les entregaron para compensar las deficiencias.

COMUNICACIONES Y TRANSPORTES DEBE RESPONDER CON RAPIDEZ

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debe responder con celeridad a las presuntas irregularidades en la construcción del Paso Express, que detectó la Secretaría de la Función Pública, señaló el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, al tiempo que el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, consideró que es una muestra más de los actos de corrupción que se han cometido en esta administración.

Lo anterior lo señaló un día después de que la SFP encontró al menos 22 irregularidades en cuatro contratos firmados por la SCT para la construcción del Paso Express, donde el pasado 12 de julio se abrió un socavón que ocasionó la muerte de dos personas.

En entrevista, el líder camaral subrayó que la dependencia que encabeza Gerardo Ruiz Esparza debe proporcionar los elementos necesarios para, en su caso, desmentir o anular las anomalías que encontró la SFP.

“¿Qué hay que celebrar? Primero, la celeridad de la actuación de la Función Pública, y esperamos que con la misma celeridad responda Comunicaciones y Transportes, y rápidamente lleguemos a una conclusión”, subrayó el diputado priista.

Con información de Elia Castillo y Fernando Damián/México.