'Carne y arena', de González Iñárritu, no es para cardiacos

‘Carne y Arena’, la instalación virtual del oscarizado cineasta llega al Centro Cultural Universitario Tlatelolco, la asistencia costará 300 pesos y no es apta para cardiacos
Instalación virtual sobre la odisea de los migrantes
Instalación virtual sobre la odisea de los migrantes (Espepcial/ Carne y arena)

Ciudad de México

El próximo lunes 18 llegará al Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) la instalación virtual de Alejandro González Iñárritu, Carne y arena, una experiencia de 6 minutos y medio a la que se asiste individualmente por un costo de 300 pesos.

El anuncio fue hecho en las instalaciones de ese centro Cultural por el propio González Iñárritu y el rector de la máxima casa de estudios Enrique Graue, quien explicó que con la inauguración de Carne y arena, el objetivo es promover que “nos escuchemos, dialoguemos y entendernos; además de acercarnos a la realidad vivida por los migrantes; a sus experiencias personales, afectivas y humanas”.

TE RECOMENDAMOS: Iñárritu sorprende en Cannes con corto de realidad virtual

La instalación —realizada mediante realidad virtual— enfrenta al espectador con la experiencia que viven los migrantes mexicanos y centroamericanos en su intento por cruzar la frontera con Estados Unidos.

Se trata de un trabajo inmersivo que puede no ser apto para todo público, pues no está recomendado para personas con claustrofobia, afecciones cardíacas, antecedentes de convulsiones, epilepsia o sensibilidad a las luces intermitentes, problemas de movilidad, mujeres embarazadas y menores de 15 años.

Un espacio donde tampoco se permiten fotografías ni ninguna otra documentación de la instalación, y donde el espectador debe dejar en un guardarropa gratuito sus pertenencias antes de entrar (artículos personales, bolsas, mochilas, abrigos, dispositivos electrónicos o de grabación, teléfonos, computadoras, cámaras de foto y video, etcétera).

Los boletos sólo podrán ser adquiridos en línea por un costo de 300 pesos y el espectador deberá presentarse 30 minutos antes de la hora indicada para su acceso.

Durante la presentación de esta pieza, el realizador dejó en claro que dicho proyecto nunca lo concibió como una propuesta política, ni subordinada a una propaganda política, sino que nació hace cuatro años, “mucho antes de la realidad que vivimos ahora”.

TE RECOMENDAMOS: Conoce tu ciudad en Futura CDMX

“Para mí era un intento de explorar una condición humana, una obra artística que hablara de una realidad humana y una crisis humana a nivel mundial, no solo geográfica y nacionalista”, dijo González Iñárritu para quien la instalación, es también “una coincidencia afortunada (con lo que sucede ahora) que invita a los capitalinos a acercarnos a esa realidad tan lejana de esa frontera”.

Contó que la idea de entrevistar a los migrantes que aparecen en su propuesta surgió como un trabajo periodístico que más tarde se convirtió en un documental y señaló que “ello, nuestra realidad, es todo lo que no es en sí, la realidad es multidimensional y el cine es ese pequeño orificio en el que los cineastas invitamos al visitante a observar”.


      Se accede a la instalación viirtual mediante unos lentes Especial/ 'Carne y arena')

Se refirió a la realidad virtual como un nuevo medio, con capacidades infinitas, distinto al cine, al tiempo que subrayó que dicha tecnología, “tiene un potencial increíble en la educación, en la ciencia y en la posibilidad de visitar de una forma distinta la compasión”.

Consideró que la realidad virtual es un medio que puede transformar museos y galerías, "porque podrás entrar en la mente profesional de un artista. Puede tener un potencial enorme o destructivo también”, agregó el realizador, al tiempo que apeló por un contacto con la realidad.

Finalmente llamó a apoyar a los dreamers tras la cancelación del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), anunciado por el gobierno de los Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS: Los diez imperdiobles de Tag CDMX 2017

Definido también como un migrante, González Iñárritu pugnó porque esta instalación, desde esa plataforma artística y humanista, hable del tema sin buenos, ni malos, sin racismos, “sino hablar de realidad compleja de diferentes nacionalidades”.

*Con información de Notimex

AG